Seguidores

martes, 12 de enero de 2016

Huye te dijo el miedo

La mente, un arma con gran potencial, ahora estás bien, pero ahora estás mal..
Gritas y huyes, sin saber que hacer, pero sigues corriendo hasta el amanecer, esperando una voz que te diga "Todo irá bien" 

Huye te dijo el miedo..
Aguanta te dijo la esperanza
Mil y una voz te hablan, y tu sigues esperando con calma.
Ingenua fuiste al pensar que esto se solucionaría, ¿No ves que eres una inútil más? ¿Aún no te diste cuenta de que no sirves para nada?

Corres, huyes, bloqueas y desconectas, esperando a que la gente no se de cuenta, otra vez sola, lo intentaste, pero por miedo a sufrir los abandonaste.
Tu miedo a llorar cada vez es más, no quieres seguir siendo aquella que lo pasaba mal, pero va en ti, en tus genes, no lo puedes remediar, porque eres una niña, y niña serás.

La felicidad, mi meta final

¿Y si fuera yo ella? Aquella que ilumina con tan sólo verla
¿Y si fuera yo ella? Aquella sin miedo a la espera
¿Y si fuera yo ella? Aquella que lucha por mantenerse en la arena
¿Y si fuera yo ella..?

Seguir pensando que puedes llegar a ser alguien, luchar, creer, soñar, tener unas ambiciones en la vida.. Que ilusa eres mi pequeña luchadora, echaste raíces en personas que se rieron de ti, sigues pensando que es una mala racha y que dentro de nada te lloverá la buena suerte y tú serás por fin feliz, pero tu y yo sabemos que lo único que tienes es esa sonrisa que te sirve de coraza, esa que te evita derrumbes ante la gente, esa que te mantiene viva y con esperanza..
Día tras día miras a esas personas que se hacen llamar amigas, te sientes afortunada de poder tenerlas contigo, pero no sientes que ese sentimiento hacía ti sea mutuo, piensas que ellas sólo ven en ti un alma desavenida, y que necesita ayuda.. En algo tienen razón, ayuda necesitas, al igual que un corazón, necesitas sentirte querida, sentir que jamás volverás a estar sola, sentir que no tienes nada que perder..pero por desgracia jamás volverás a disfrutar de eso, tu coraza no te permite querer a nadie, y si quieres intentas disimular, para que nadie te pueda atacar.. Mi pequeña luchadora, que fácil es llorar, y que difícil es sonreír, pero aquí sigues luchando como el primer día, intentando cambiar tu vida, pero no logras ser feliz, mi luchadora sigue así, porque algún día lograrás ser feliz.